El uso de cuentas falsas en redes sociales

El uso de cuentas falsas en redes sociales

El pasado fin de semana se descubrieron perfiles sospechosos de ser cuentas falsas en la página de Facebook del Ministerio de Sanidad.

Al revisar seguidores del Ministerio aparecen bastantes cuentas con el mismo perfil: fotos de mujeres jóvenes, sin verificar, sin apenas información personal, sin publicaciones y todas con la misma fecha de actualización en la foto: 17 de abril.

Ya a principios de mes, la Policía Nacional anunció que había más de un millón y medio de cuentas falsas destinadas a desinformar sobre el Covid-19.

Tras estas cuentas falsas, se encuentran los bots, programas informáticos que imitan el comportamiento humano y comparten contenido en redes sociales. Desde un servidor, esas cuentas pueden elogiar o insultar a personas, interaccionar con publicaciones, difundir bulos informativos…

 

¿Qué se busca con ello?

Desestabilizar la información en internet, ya sea hacia un bando o el otro.

En el caso del Ministerio de Sanidad tiene mucho que ver en cómo trabaja Facebook, ya que su logaritmo premia las publicaciones con más interacciones, haciendo que esas publicaciones tengan un alcance mayor en el muro de actualizaciones de usuarios.

Este tipo de acciones se enmarca dentro de la técnica de marketing  llamada  “astroturfing” la cual consiste en proyectar una imagen falsa de naturalidad y espontaneidad con el fin de ganar apoyo y viralidad. Es algo muy común entre grandes empresas y partidos políticos, ya que crear perfiles falsos no es ilegal, aunque es una actividad prohibida por las principales plataformas.

Según un estudio realizado por la página web Fakespot dedicada al escrutinio y análisis de comentarios, opiniones y valoraciones, el 61% de las opiniones de usuarios publicadas en Amazon son falsas o han sido compradas, en lo que no deja de ser una de las técnicas de “astroturfing”. Y otras empresas como Samsung y MoviStar fueron denunciadas en su día por utilizar esta técnica.

 

Características de las cuentas falsas en redes sociales:

  • Información básica: biografía incompleta, datos poco fiables, descripciones vagas…
  • Fotografía perfil: imagen llamativa. Pueden ser robadas de otras cuentas o de bancos de imágenes. También se han detectado imágenes realizadas con inteligencia artificial de gente que en realidad no existe
  • Enlaces: los perfiles pueden redirigir a una página web maliciosa desde donde es posible descargase malware
  • Contactos: no suelen tener seguidores
  • Temática e intereses concretos: suelen centrarse en una temática concreta y en aquellos usuarios o páginas con los mismos intereses

 

FUENTES: ABC , La Vanguardia, El Comercio, Arimetrics y Colectivo Ronda