La revolución 4.0: la digitalización

La revolución 4.0: la digitalización

El covid-19 ha servido para que muchas empresas tuvieran que acelerar sus procesos de digitalización que no tenían en mente o que pensaban llevar a cabo más tranquilamente en un futuro.

Ya no solo se ha visto desbordado todo el tema del teletrabajo, sino también el comercio electrónico ha pegado un salto cuantitativo en estos días. Durante la pandemia, el aumento de ventas por Internet fue del 55% según Ecommercenews

Las pequeñas y medianas empresas han tenido que hacer cursos acelerados de cómo teletrabajar desde casa o de cómo vender sus artículos por internet ya que presencialmente era imposible.

La educación se ha visto alterada, modificando la manera de actuar de padres, alumnos y profesores.

Y el ocio ha aumentado los servicios de streaming en España un 108% según datos de Statista. Actualmente el 90% de los españoles son usuarios de internet y un 77% de los hogares cuentan con fibra óptica.

 

Y a partir de ahora, ¿qué camino seguiremos?

La innovación será la vía para la recuperación económica. A través de la digitalización de las empresas y de la formación de los usuarios, podrá reactivarse la economía y generar empleo.

Pero deberá ser una digitalización centrada en las personas, en como éstas se relacionan con los procesos y los dispositivos, pero no solo pensando en el B2C, sino también en el B2B, pues las relaciones con los proveedores también evolucionan.

Según el informe “Sociedad de la Información” de Fundación Telefónica, en 2019 el porcentaje de españoles con conocimientos digitales avanzados era del 36,1%, mientras que el porcentaje de personas con conocimientos básicos era del 32%. Es de suponer, que tras estos días de confinamiento y de compras online, estas tasas habrán aumentado.

Según este mismo informe de Telefónica, se espera que las empresas españolas aumenten sus ingresos en un 11% gracias a la digitalización durante los próximos cuatro años.

Pero la digitalización conlleva toda una estrategia de negocio, que afecta a todos los sectores. La tecnología 5G ya está muy desarrollada y es una pasarela para que dicha digitalización acabe de despegar.

Pero hablar de digitalización, no es solo tener redes sociales o una web o teletrabajar, es hablar también de big data, inteligencia artificial, internet de las cosas…. Es un proceso que debe ir acompañado de reflexión, de cambio global y de cambio de mentalidad.

Durante esta pandemia se ha hablado mucho de apps de rastreo, robots que atendían a pacientes en hospitales, drones para llevar mercancía a ciertos lugares o para desinfectar, coches autónomos….

Queda un largo camino que recorrer y las empresas deberán invertir en tecnología, formación de sus empleados y ciberseguridad, y la sociedad en su conjunto deberá también invertir en su propia educación tecnológica. La revolución 4.0 ya está aquí.

Fuentes: ABC y Josmarketing
Imagen: Pixabay (Gerd Altmann)