info@serviclients.com   +34 93 285 44 37
772 millones de direcciones mail y 21 millones de contraseñas en MEGA, se destapa la mayor filtración de la historia

772 millones de direcciones mail y 21 millones de contraseñas en MEGA, se destapa la mayor filtración de la historia

Se ha descubierto la mayor filtración de datos de la historia, superando incluso a Equifax, Yahoo o Marriot, según pública The Wired.  El investigador Troy Hunt ha confirmado la publicación de 772 millones de emails y 21 millones de contraseñas  en MEGA, el servicio en la nube y lo que Hunt denomina un “foro popular de hackers”. Se encontraban en una carpeta que pesaba 87Gb y contenía más de 12.000 archivos. Aunque es complicado esclarecer de dónde procede toda la información, parece que se ha sacado de más de 2.000 bases de datos. “Es una colección completamente aleatoria de direcciones para maximizar la cantidad de credenciales disponibles para los hackers”, ha dicho Hunt a Wired. “No hay patrones obvios, solo exposición máxima”.

Este tipo de filtraciones ya habían ocurrido en ocasiones anteriores, aunque no a tal escala. De hecho, esta no es solo la infracción más grande que se haya hecho pública nunca, sino que supera a las grandes brechas de Yahoo y Equifax. Las listas acumuladas parecen diseñadas para usarse en los llamados ataques de relleno, en los cuales los hackers lanzan combinaciones de correo electrónico y contraseña contra un servicio determinado. Se trata de procesos típicamente automatizados que se aprovecha especialmente de las personas que reutilizan las credenciales en las distintas páginas en que navegan.

Aunque no parece que se hayan filtrado detalles de tarjetas de crédito o de la seguridad social o bancarios, Hunt ha avisado de la seriedad del ataque. Además, estos registros no se han encontrado en algún lugar ‘oscuro’ de la red ni nada parecido, sino en uno de los servicios de almacenamiento más populares. Estas cuentas ya están indexadas en la web y pueden ser consultadas para comprobar cuales han sido afectadas.

 

Fuente: CSO – SCI