Rusia se desconectará temporalmente de Internet en abril para prepararse para una Ciberguerra

Rusia se desconectará temporalmente de Internet en abril para prepararse para una Ciberguerra

Las autoridades rusas y los principales proveedores de Internet planean desconectar el país de Internet como parte de un experimento planeado, informó hace un par de semanas la agencia de noticias rusa RosBiznesKonsalting (RBK). El gobierno ruso ha estado trabajando en este proyecto durante años. En 2016, los funcionarios rusos dijeron que planean enrutar el 95 por ciento de todo el tráfico de Internet a nivel local para 2020.

Planean desconectarse de internet en abril próximo por un periodo breve de tiempo. El objetivo del gobierno es tener al país preparado ante una posible ciberguerra y poder tener sus datos e información transferida protegidos, informa “BBC”.

De esta forma también se pretende comprobar cómo funcionarían todas las infraestructuras internas en caso de ataque (comercio, finanzas, infraestructuras críticas) y tener casi una independencia global de terceros.

Aunque se desconoce la fecha exacta en que el ejercicio será puesto en mara, se prevé que se realice antes del mediados de abril. La misma lograría que toda la información intercambiada por personas y organizaciones rusas a través de la red no pueda ser enrutada al extranjero.

Rusia se siente amenazada con ver su acceso a internet limitado luego de que la OTAN y sus aliados acusaran a Moscú de organizar ataques cibernéticos y otras interferencias. Por eso ya existe un proyecto de ley que ordena cambios tecnológicos que permitirán al país operar de forma independiente a la red internacional desde el año pasado.

El Programa Nacional de Economía Digital es un proyecto que ayudará a que los proveedores de internet en Rusia puedan seguir operando en caso el país quede aislado por posibles sanciones. Además, dotaría al país de su propia versión del sistema de direcciones de la red, conocido como DNS, para que funcione si se cortan los servidores de otros países.

Existen 12 organizaciones que supervisan los servidores de raíz para DNS. Rusia carece de estas, pero alberga muchas copias del principal “libro de direcciones”. Esto significa que ante un posible aislamiento sí tiene el potencial para seguir estando conectado a internet.

Por otra parte, el ejercicio de desconectarse de internet servirá también para comprobar si los proveedores de internet pueden transmitir datos informáticos a los puntos de enrutamiento bajo control del gobierno. Acá se filtrará el tráfico ruso para que lleguen a su destino a la vez de evitar un destino extranjero.

Rusia desea que en el futuro todo el tráfico de internet pase por sus puntos de enrutamiento. Algo que también fue interpretado como un sistema de censura similar al que existe en China, que elimina el contenido prohibido por el gobierno.

Muchos creen que el plan de independencia digital también le dará a las autoridades mayor poder para controlar lo que circula en línea.

Fuente: BBC